Cómo parar de forma segura en una carretera

El 21 % de las muertes en Europa son peatones lo que representa un total de 3.951 muertes en accidentes de tráfico en 2020. Estas no solo se producen en zonas urbanas, también tienen lugar en carretera, cuando, tras una avería, los conductores salen para señalizar con los triángulos de emergencia su situación. Precisamente por este motivo, en todo el continente se permite ya el uso de la V-16, una especie de sirena, como la que llevan los policías de incógnito en las películas. La idea es que este dispositivo se ponga en el techo del coche, sin necesidad de salir del vehículo, reduciendo los riesgos. Pasará a ser obligatorio en 2026, y deberá, para entonces incluir un sistema de geolocalización. Hasta que llegue ese momento es aconsejable tener en cuenta las siguientes precauciones para parar de forma segura.

La prevención de atropellos en carretera comienza mucho antes de entrar en ella. Por este motivo es recomendable revisar el coche de forma periódica y antes de salir de viaje. Aun así, los imprevistos son eso, imprevistos. Y ninguna revisión puede salvarnos de ellos. 

 

En caso de tener una avería en carretera, lo primero es buscar un lugar seguro en el que parar. Hacerlo en el arcén, en el lado derecho de la carretera, sería lo ideal, comprobando antes que no haya curvas ni cambios de rasante cerca que puedan limitar la visibilidad de otros conductores. Antes de detener totalmente el vehículo, a medida que descendemos la velocidad, deberíamos poner las luces de emergencia para señalizar. Estas son la forma más rápida y segura de alertar a los demás conductores de que algo sucede con tu coche. Puedes añadir también las luces de posición, sobre todo si el incidente ocurre de noche.

En caso de no tener aún la sirena, antes de bajar del coche para colocar los conos deberías ponerte el preceptivo chaleco reflectante. Coloca solo entonces los triángulos de preseñalización de peligro a 50 metros por detrás, también delante en carreteras de doble sentido, y de forma que sean visibles a 100 metros de distancia.

 

En caso de avería o pinchazo, llama a tu servicio de asistencia en carretera. El mayor índice de letalidad en un atropello se produce precisamente cuando la víctima está reparando su vehículo, así que, aunque sepas hacerlo, el lugar no es el más indicado. 

Espera dentro del coche con los cinturones abrochados o, si es posible, fuera de la vía, junto al resto de los ocupantes. Hay que evitar apoyarse en el quitamiedos y salir totalmente de la vía, cuanto más lejos de la misma, mejor.

 

Todos estos consejos pueden ayudarte a parar de forma segura en una carretera. Pero los dos más importantes, la revisión del coche y llevar sirenas V-16, empiezan antes de salir a carretera, así que asegúrate de hacer ambas cosas antes de un viaje.

Comparte