La chaqueta de motorista que se ‘chiva’ de la contaminación

Las mascarillas se están convirtiendo en un habitual, aunque indeseado, complemento en nuestra indumentaria. La COVID-19 nos ha acostumbrado a esta prenda casi marginal antes de la pandemia.

 

La firma SPIDI, especializada en ropa para motoristas, también ha recurrido a ella en su próximo lanzamiento. Aunque en este caso no se trata de evitar el contagio del coronavirus, sino de proteger a los motoristas cuando los niveles de contaminación son demasiado altos. 

La compañía ha anunciado el próximo lanzamiento de Mission Beta, una chaqueta pensada para proteger a los motoristas de la contaminación a través de un innovador sistema que incluye, entre otros dispositivos, una mascarilla anticontaminación.

 

Basada en sus modelos Beta Pro y Beta Evo Light, la nueva chaqueta cuenta con un sensor capaz de detectar el nivel de partículas contaminantes en el aire. En cuestión de segundos, el dispositivo es capaz de proporcionar esta información al motorista a través de una pequeña pantalla OLED instalada en una de las mangas. 

Ante un índice de contaminación elevado, la chaqueta avisa al usuario a la vez que activa la máscara elástica que cuenta con un filtro anticontaminación. Dicha máscara es compatible con cualquier tipo de casco. 

 

La chaqueta Mission Beta, que aún está en fase de desarrollo, pretende paliar el daño que la contaminación puede provocar en la salud de los motoristas, quienes, según los datos que maneja la compañía, están expuestos hasta 100 veces más a la polución urbana que los conductores de coche, y 10 más que ciclistas y peatones. 

Comparte