El airbag también puede salvar la vida de los motoristas

Mientras que, en el coche, la carrocería amortigua los daños a los pasajeros y conductor en caso de accidente, en las motos es el cuerpo del piloto el que se lleva el impacto. Resulta muy complicado implementar el airbag en los vehículos de dos ruedas, algo que ya es un elemento de seguridad indispensable en el resto de automóviles.

En 2019, murieron 417 motoristas (148 en ciudad), lo que supone el 24% del total de fallecidos por accidente en carretera. Estos datos, y el hecho de que cada vez sea mayor el número de motos y escúteres que circulan por las urbes y otras vías, motivaron a la DGT a crear el Plan de medidas para proteger a los motoristas.

A partir de mayo de 2021, además del casco, será obligatorio para motoristas el uso de guantes, chaqueta con protecciones, pantalones y botas homologados en carretera. Pero la DGT recomienda también incorporar a esa equipación algún sistema de airbag integrado en algún elemento de ese equipo de protección.

Según un reportaje publicado el pasado mes de diciembre en Tráfico y Seguridad Vial, la revista de la DGT, un informe francés que se presentó en la convención IRCOBI 2019 estimaba que este sistema de protección es efectivo y protege zonas delicadas como el tórax en impactos a 30 o 40 km/h. Y según el Observatorio Nacional de Seguridad Vial de la DGT, el porcentaje de lesiones de columna fue menor en aquellos que usaron chaqueta con airbag (14%) frente a los que solo llevaban ropa protectora normal (27%), casos estos últimos en los que las probabilidades de sufrir lesiones medulares graves se triplican.

El mecanismo de los airbags ubicados en chalecos y chaquetas es muy parecido al del clip de seguridad de las cintas de correr de los gimnasios. La prenda se engancha a la carrocería de la moto y, en caso de caída, el cordón activaría el airbag al notar el tirón.

Estas prendas llevan ya mucho tiempo en el mercado y la gama de modelos y precios es abundante. Con ellas se protege la parte superior del cuerpo, pero ¿qué ocurre con las piernas? El tren inferior es el que sufre la mayor parte de las heridas cuando hay un accidente. Por esta razón, la empresa Airbag Inside Sweden AB ha creado un prototipo de pantalón vaquero que lleva incorporado un airbag en su interior.

Por fuera, parecen unos jeans normales. Por dentro está el sistema que evitaría un buen número de lesiones en las piernas, y que se activa de la misma forma que los chalecos. La ventaja de estos pantalones es que pueden reutilizarse una y otra vez, ya que pueden desinflarse y rellenarse de gas para volver a usarlos. Están fabricados con fibras de aramida y son transpirables, resistentes al agua y a la abrasión. Cuentan también con un relleno de espuma flexible capaz de absorber los impactos.

No es difícil suponer que el uso de ambas prendas, cuando los vaqueros consigan las certificaciones de seguridad necesarias y sean una realidad, contribuirá a reducir la mortalidad y las lesiones en los amantes de las motos, aumentando notablemente su seguridad mientras circulan por carreteras y ciudades. Y todo lo que sea salvar vidas es bienvenido.

Comparte