Propósitos de año nuevo para seguir siendo un buen conductor

Es natural, con el cambio de año, hacer balance de lo hecho el anterior y buscar nuevos propósitos que alcanzar en el nuevo. Algunos son ya clásicos: aprender un idioma, apuntarse a un gimnasio… Puede que, incluso, los hayamos cumplido, pero no está de más volver a planteárselos para no perder el rumbo.

En la carretera también hay buenos propósitos que queremos seguir cumpliendo cuando conducimos, porque está claro que somos buenos conductores. Pero también hay otros que conviene recordar porque se nos despistan. Estos son los 10 propósitos de año nuevo para ser aún mejor conductores de lo que ya somos:

1.Apostar por vehículos menos contaminantes

Nuestro planeta está en juego y, de momento, no tenemos otro; así que, si el 2023 es el año en el que cambiaremos nuestro viejo coche por uno nuevo, apostemos por vehículos que sean menos contaminantes.

2.Conducir de forma menos perjudicial para el medio ambiente

Pero si no está en nuestros planes cambiar de automóvil porque el que tenemos aún es operativo, apostemos por una conducción eficiente que reduzca la huella ecológica de nuestro vehículo: no pises el acelerador al arrancar, utiliza marchas largas y a bajas revoluciones y evita los acelerones.

3. Apuesta por el transporte público y el carsharing

Las ciudades se están haciendo cada vez más irrespirables. Una manera de ayudar a rebajar los niveles de CO2 de la atmósfera es usar menos el vehículo particular y viajar en transporte público. El carsharing es otra opción sostenible de movilidad en las urbes, aprovéchalo.

4. Mantener la distancia de seguridad

Las prisas no son buenas, y mucho menos al volante. No por pegarte al vehículo de delante va a ir más rápido, así que recuerda mantener siempre la distancia de seguridad. Por regla general, debes mantener una distancia de 3 segundos entre tu coche y el coche que te precede. En caso de necesitar frenar inesperadamente, tendrás espacio suficiente para evitar la colisión.

5. Estar más pendiente del estado del coche

Los vehículos necesitan un mantenimiento adecuado, así que proponernos ser más estrictos con las revisiones de nuestro coche es un buen propósito de año nuevo. Un coche que funcione perfectamente nos dará más seguridad al volante, por no hablar de que puede ayudar a reducir el impacto medioambiental. No hace falta esperar a que el coche dé fallos para hacer una visita al taller.

6. Cero alcohol (y estupefacientes) al volante

No nos cansemos de repetirlo: el alcohol, las drogas y el coche no pueden ir juntos. Si has consumido algún estupefaciente, o has bebido o tienes pensado beber, deja el coche aparcado. Salvarás no solo tu vida, sino la de otras personas.

7. Respetar las señales de tráfico y los pasos de peatones

Es mejor perder un minuto en la vida que la vida en un minuto; respetar las señales de tráfico (en realidad, las normas de circulación en general) te garantiza eso mismo. Y atento a los pasos de peatones, porque las calles son espacios de convivencia para vehículos y transeúntes. Con ello, además, facilitarás el tráfico y no bloquearás el paso de las personas.

8. Tener una buena actitud al volante

Por muy veterano que se sea conduciendo, siempre hay aspectos como conductor que se pueden mejorar. Todos nos equivocamos; reconocerlo es una virtud. Al volante, lo mejor es estar tranquilos, ser pacientes cuando el tráfico sea intenso y tener grandes dosis de sentido común.

9. Descansar antes de conducir

Antes de ponerte al volante, descansa cuanto necesites. Recuerda que el 33% de los accidentes en carretera se producen por fatiga del conductor. Y si el viaje es largo, es aconsejable hacer paradas cada dos horas para estirar las piernas, descansar y recuperar la concentración.

10. Evitar distracciones al volante

Es fundamental, cuando se conduce, mantener la concentración en la carretera. Y algo que nos hace perder la atención con gran frecuencia es tratar de manejar otros dispositivos cuando llevamos el volante. Así que fuera móvil mientras conduces y no manejes ningún otro dispositivo que te reste atención, como cambiar de música o programar el GPS en marcha.

Comparte