Cosas a tener en cuenta a la hora de aparcar el patinete eléctrico

Se han convertido en una alternativa a los automóviles a la hora de realizar trayectos cortos. Los patinetes no solo son un medio de transporte limpio y sostenible que favorece el desarrollo de ciudades más habitables, su reducido espacio y su agilidad favorece la fluidez del tráfico y evita los indeseables atascos.

 

La aparición de los modelos eléctricos propició que incluso algunos motoristas y ciclistas aparcasen sus vehículos de dos ruedas para subirse a sus patinetes.

 

No obstante, el uso de estos no está exento de conflictos. La rápida penetración de los denominados VMP (vehículos de movilidad personal) en las ciudades provocó multitud de problemas de seguridad vial. La mayoría, generadas por la falta de normativas sobre el uso de estos vehículos. 

 

La entrada en vigor de nuevas normas de circulación al respecto en muchos de estos países ha servido para paliar algunos de estos problemas, aunque no al 100%, ¿El motivo? Que muchos de los usuarios desconocen dichas normas. Un reciente estudio realizado por la app de movilidad FreeNow revela que solo 2 de cada 10 personas conocen las reglas de circulación de patinetes eléctricos.

 

Desconocimiento que muchos usuarios demuestran no solo a la hora de circular en patinete, sino también a la hora de estacionarlos.  De hecho, buena parte de las multas a estos conductores tienen que ver, precisamente, con el lugar y sobre todo con la manera de estacionar los patinetes, en especial los que son propiedad de las plataformas de alquiler, que son los que duermen en la calle.

 

Aunque son las autoridades locales las encargadas de regular las licencias de estas empresas y todo lo concerniente al aparcamiento de estos vehículos, hay una serie de consejos generales que los usuarios de patinetes deberían tener en cuenta a la hora de aparcarlos con independencia de dónde residan y/o circulen con ellos:

 

  1. . Tratar de dejarlo siempre que sea posible en una de las zonas de servicio del operador.
  2. . Si no es posible, hazlo en un área habilitada para el aparcamiento de estos vehículos. Este tipo de zonas son cada vez más frecuentes en algunas ciudades.
  3. . No bloquear el paso de los peatones en las aceras. Una de las infracciones que más cometen los usuarios de estos vehículos es dejar los patinetes en cualquier lado de la acera, impidiendo, en ocasiones, el paso de los viandantes o el acceso a entradas de viviendas y garajes. Y es también una de las razones por las que causan mayor rechazo entre los no usuarios.  
  4. . Evitar dejarlos en una vía que pueda entorpecer la circulación de otros vehículos.
  5. . Aparcar siempre en vertical, nunca dejarlo tumbados. De esta manera, se evita ocupar más espacio del preciso. 

 

En definitiva, y como en el resto de normas de circulación y de convivencia en general, se trata de aplicar el sentido común, el civismo y el respeto a los demás. 

Comparte