RELATOS

Alfred Hitchcock conducía

Alfred Hitchcock dijo en más de una ocasión que no conducía por temor a que la policía lo detuviera. Era una mentira para alimentar su leyenda.

Leer más

Gracias, Abuelo

Era el final del verano y el calendario indicaba que solo faltaban tres días para empezar mi primer curso en la universidad. Mi abuelo llegó hasta donde yo estaba, se sentó a mi lado y me sorprendió diciendo que había decidido comprarme un coche. 

Leer más

El coche rojo

“Juanchu, un adolescente enfadado con el mundo, viaja junto a sus padres camino de la casa de sus abuelos: el peor plan imaginable para él. De pronto, un coche rojo les adelanta y todo cambia. Todo”.

Leer más