Cunetas, las zanjas al lado de la carretera que aumentan tu seguridad

Tienen mala fama, como testimonian expresiones del tipo “dejar tirado en la cuneta”, pero son elementos imprescindibles en las carreteras y vías ya que sirven como drenaje necesario para las aguas pluviales. Gracias a ellas, se evitan inundaciones en las calzadas, algo que resulta peligroso para el tráfico, al conducirlas a lugares en los que no provoquen daños.

Otra utilidad que tienen estas zanjas laterales es la de retener pequeños derrumbes que pudieran producirse en las calzadas, ya que impiden que los restos invadan la carretera.

Cuneta viene del italiano cunetta. En realidad, es la aféresis de lacunetta, el diminutivo de lacus (estanque, lago). Y hacía referencia a un pequeño canal o zanja que se abría en medio de un foso seco para recoger las aguas sobrantes en las antiguas fortificaciones.

Hoy en día, hay diversos tipos de cunetas en las carreteras, en función del terreno, el tipo de vía e, incluso, la climatología de la zona:

Cuneta de superficie

Se trata de excavaciones poco profundas y paralelas a las vías. Su función principal es derivar el agua al desagüe principal y evitar, de esta manera, las inundaciones de la calzada por exceso de agua.

Sistema de drenaje francés o subsuperficial

Este tipo de cuneta transcurre por debajo de la carretera o vía. Necesita la instalación de un sistema de tuberías subterráneas que derivan en un colector principal.

Drenaje de taludes

Aquí, un tubo transcurre por una pequeña pendiente, lo que hace que el agua se aleje de la vía a través de una tubería.

Sistema de canalones

El funcionamiento es parecido al de los canalones de un edificio. Un sistema de tuberías recoge el exceso de agua y la conduce hasta un sistema de alcantarillado. La ventaja de este sistema es que su instalación es bastante más económica que otros.

Cunetas verdes

Para todas las anteriores, el hormigón y el cemento son materiales fundamentales en su construcción. Pero existen otro tipo de cunetas que están cubiertas con hierba. Son las cunetas verdes.

Están excavadas con una base superior a metro y medio y taludes con poca pendiente. Su diseño está optimizado para capturar y tratar el volumen de calidad de agua y deben generar velocidades inferiores a 1 o 2 m/s en el agua que circula por ellas para que las partículas en suspensión puedan sedimentarse y no se produzcan erosiones.

Existen tres tipos de cunetas verdes: tradicionales, secas y húmedas (retienen el agua permanentemente).

Dos ventajas importantes de este tipo de cunetas es que son más fáciles de incorporar al paisaje y tienen bajo costo.

Comparte